miércoles, 22 de febrero de 2017

Runners Wars. La pelea de las marcas y la perdida de valor del esfuerzo.

Últimamentre veo con hastío y aburrimiento como en mis redes sociales se multiplican los grupos de amiguos y famosetes que consiguen liar a una marca para que les sponsoricen o les monten un chiringuito relacionado con el running.

Todos sabemos que eres un famoso de segunda sino corres o si en redes sociales no subes fotos practicando algún tipo de deporte. Y si eres it-girl  mucho más.

Una vez organizado el grupo, no queda otra que ver lo estupendisimos que son todos ellos, lo super conjuntados que les pone la marca y el super esfuerzo y super entrenamiento que hacen todos ellos para #superatusretos, #tomalacalle, #aputotope, #ovetetuasaberqueputohastagnuevo

No es que no me guste ver a gente corriendo o esforzándose por conseguir sus retos. Pero ha llegado un nivel de bombardeo que comienza a ser molesto ya que como lo organizan entre 3 o 4 amiguetes a los que, casualmente, sigo en redes sociales lo termino viendo por triplicado.

Me pasa con gente como los de Nike Running Club, el xuper xef y marathonman.



Me pasa con RunningFiz



Me pasa con Adidas y los grupos de entrenamiento de Madrid y Barcelona con Castillejo y Martinez respectivamente compartiendo las entradas.

 


Y así con un largo etcétera de paginas que mezclan información, con promoción con publicidad. Todos intentando venderme la moto y siempre con mensajes que se enfrentan entre ellos porque hoy me venden Garmin, mañana TomTom y al siguiente Suunto.

Como he dicho antes me gusta estar al día de eventos y actividades relacionados con este deporte que tanto me gusta, y ciertamente en muchos casos iría si mi trabajo no me imposibilitase ir, pero el seguir determinadas paginas que confunden si son medios o soportes publicitarios termina siendo aburrido.

Entiendo que las marcas publiciten sus eventos. Puedo llegar a entender que los protagonistas (que cobran tanto por participar como por publicitar) compartan esos contenidos, aunque ya resulte un poco molesto y empiece uno a pensarse el silenciarles porque solo publican contenidos de ese tipo. Pero ya que los "medios" y los amiguetes se unan al retwitteo y al bombardeo masivo de eventos resulta exasperarte.

Esta masiva exposición a determinados eventos hace que uno termine hasta el moño de tanto espectáculo que han llevado a la practica del running a la banalización más absoluta.

No es que piense que correr nos eleve sobre el resto de mortales y nos haga ser super hombres. Para nada. Pero un deporte que para mi siempre ha significado esfuerzo, sacrificio y superación personal lo están terminando de convertir en un espectáculo, un show, un accesorio social equiparable a los que hacen fotos a los platos de comida en los restaurantes.

No se que pensareis vosotros.

Se que alguno (muchos) argumentara que deje de seguir a las marcas o que abandone Facebook y solucione el problemas. Puede que otros (unos cuantos), compartan mi visión y sigan viendo el "running" como un refugio y un espacio privado que le molesta que maltraten con tanto espectáculo y tanta exposición. Y es posible que a mucho (la gran mayoría) le de un poco igual porque no haga mucho caso de todo el ruido y que solo salgan a correr porque les apetezca y punto.

Para todos, sea cual sea vuestra opinión, mi respeto, porque en esto del running también sabemos que hay mucho talibán que en cuanto se les dice cualquier cosa que no encaja con lo que ellos piensa se siente atacado y no.

Un saludo.

1 comentario:

  1. Y lo que te queda por ver... Hoy en día, bussiness is bussiness en todas partes. Y la línea entre la publicidad y lo que no lo es mucha gente no la marca, y así nos va.
    2 meses para Mapoma... tic tac ;-)

    ResponderEliminar